El Departamento de Postgrado y Especialización del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha clausurado la edición 2021-2022 del programa de mentoría intersectorial Camino (CAreer Mentoring Initiative for New Opportunities), la primera que se organiza, con la formación de 61 parejas de mentoría. El acto, celebrado el 7 de abril en la sede central del CSIC, fue inaugurado por Jesús Marco, vicepresidente de Investigación Científico Técnica de la institución, y Carmen Simón, directora del Departamento de Postgrado y Especialización.

El programa Camino, enmarcado en la Estrategia HRS4R del CSIC, tiene como objetivo orientar a los doctorandos y doctorandas de la institución en la búsqueda de salidas profesionales, poniéndoles en contacto con expertos  del sector público y el mundo empresarial. A lo largo de seis meses, 61 jóvenes investigadores predoctorales han reflexionado sobre sus aspiraciones profesionales, sus competencias y sus habilidades con 61 profesionales altamente cualificados de la ciencia, la tecnología y la innovación, que les han asesorado en carreras alternativas y no académicas.

Durante el encuentro de clausura, se han compartido las experiencias de los participantes de Camino, se han destacado los beneficios de estos programas para el desarrollo profesional del personal investigador y se han hecho públicos los resultados de la encuesta de satisfacción e impacto del programa, en la que han participado 34 de los jóvenes investigadores y 54 de los mentores.

Los datos de la encuesta revelan que más del 80% de los predoctorales estaba muy satisfecho tanto con el programa (83%) como con su mentor (86%). Asimismo, una mayoría aseguraron que les ha permitido tener un mejor conocimiento de sus habilidades y capacidades (83%) y se muestran más interesados en nuevas oportunidades profesionales (80%). La mayoría manifiesta que seguirá manteniendo el contacto con su mentor (83%) y no dudarían en recomendar la experiencia a otros compañeros (97%).

Por su parte, los mentores también señalan estar muy satisfechos con el programa (82%) y con los jóvenes investigadores con los que han participado (87%). Aunque la experiencia no haya sido tan importante como para los investigadores predoctorales para su propio desarrollo (65%), no dudan en apuntar que seguirán manteniendo el contacto con ellos (80%) y recomendarían la experiencia a otros colegas (97%).